La principal herramienta para la prevención de formas graves de la gripe es la vacuna antigripal que debe aplicarse anualmente. Consultá siempre con tu médico de cabecera para saber si pertenecés a algún grupo de riesgo* y tenés indicada la vacuna. Los niños y las niñas entre 6 y 24 meses, deben recibir 2 dosis, separadas por al menos un mes, si es la primera vez que se vacunan.


Preguntale a tu médico/a si tenés que recibir también el esquema secuencial contra el neumococo. La neumonía es una infección de los pulmones causada principalmente por el virus de la gripe y por una bacteria llamada neumococo. La neumonía es una enfermedad GRAVE que puede incluso llevar a la muerte.

Todas las personas de 65 años y mayores, se benefician con la vacuna antigripal y el esquema secuencial contra el neumococo (la vacuna contra el neumococo no es anual, consultar por el esquema secuencial).


Recordá: si recibiste la vacuna contra la COVID-19 se recomienda esperar un intervalo mínimo de 14 días para recibir cualquier otra vacuna como la antigripal y neumococo.


Tanto las vacunas contra el neumococo como la antigripal se pueden dar simultáneamente y son gratuitas en hospitales y vacunatorios públicos.

VACUNA ANTIGRIPAL Y CONTRA NEUMOCOCO

Enfermedades pulmonares crónicas /asma
Enfermedades cardiovasculares
Insuficiencia renal
Diabetes
Pacientes inmunocomprometidos

* Las personas que no pertenezcan a los grupos de riesgo también pueden vacunarse para prevenir la infección en forma individual, existen vacunas disponibles en el sector privado con costo, según la cobertura de salud.

SOLO VACUNA ANTIGRIPAL

Embarazadas en cualquier trimestre del embarazo
Obesidad
Personal de salud

SOLO VACUNA CONTRA EL NEUMOCOCO

Tabaquismo
Consumo de alcohol
Enfermedad hepática