Hasta el momento, están disponibles 3 vacunas: Sputnik V (Centro Nacional de Investigaciones Epidemiológicas y Microbiología Gamaleya de Rusia), Covishield (AstraZeneca y Universidad de Oxford) y BBIBP-CorV (Sinopharm y el Instituto de Productos Biológicos de Beijing de China).
No, las autoridades sanitarias son las encargadas de determinar la vacuna más apropiada para cada grupo de población.Todas las vacunas disponibles en el país fueron autorizadas para su uso de emergencia y han demostrado ser seguras y eficaces contra el coronavirus.
Las vacunas disponibles se administran mediante una inyección en el músculo de la parte superior del brazo y requiere de 2 dosis. El período entre la primera y la segunda dosis depende de la vacuna que se recibió y puede variar de entre 21 a 84 días.
No. Según los datos disponibles hasta el momento las diferentes vacunas no son intercambiables debiéndose completar el esquema con la misma vacuna con la que inició.
La OMS recomienda la vacunación contra la COVID-19 como una herramienta de prevención primaria fundamental para limitar los efectos sanitarios y económicos de la pandemia. La vacuna contribuirá a reducir la circulación del virus, las hospitalizaciones y las muertes relacionadas con la COVID-19, y ayudará a restablecer de manera gradual una nueva normalidad.
Sí, la vacunación está indicada independientemente del antecedente de enfermedad, la vacunación puede llevarse a cabo una vez que se tiene el alta médica.
En la actualidad hay poca evidencia al respecto. Si bien no está contraindicada la vacunación, hay que evaluar en cada caso según el riesgo de exposición al virus y/o la presencia de enfermedades subyacentes con alto riesgo de complicaciones graves y/o muerte por COVID-19. Esto aplica para las 3 vacunas que se utilizan en el país.

Se recomienda esperar un mes luego de la segunda dosis para iniciar la búsqueda de un embarazo.

Hay escasa evidencia al respecto. Hay que evaluar en cada caso según el riesgo de exposición al virus y/o la presencia de enfermedades subyacentes con alto riesgo de complicaciones graves y/o muerte por COVID-19.
Hay escasa evidencia al respecto. Si bien no es una contraindicación, hay que evaluar en cada caso según el riesgo de exposición y/o la presencia de enfermedades subyacentes con alto riesgo de complicaciones graves y/o muerte por COVID-19.
No, las personas con antecedentes de alergia grave (anafilaxia) por el momento no pueden vacunarse. Asma, rinitis, alergia a medicamentos y otras patologías alérgicas en general no son contraindicación de la vacuna pero se recomienda consultar al médico.
La Comisión Nacional de Inmunizaciones recomendó incluir como población objetivo a las personas que viven con VIH.
No. Se recomienda aguardar a la recuperación y alta médica.
No, al momento no hay evidencia que avale la vacunación en menores de 18 años.
Se recomienda aplazar la vacunación hasta que finalice el período de aislamiento, para evitar exponer al personal de salud durante la vacunación y a otras personas.
La administración de cualquier vacuna es un proceso muy seguro. En algunos casos, las vacunas pueden provocar reacción en el lugar de la inyección (enrojecimiento, picazón, dolor, hinchazón) y en menor medida fiebre, dolor de cabeza, cansancio o escalofríos. Estas reacciones suelen desaparecer en pocos días y en su mayoría son leves. En el caso de presentar algún síntoma, en especial si progresa luego de 24 horas o impide las actividades cotidianas, se recomienda consultar al médico.
La protección de la vacuna no es inmediata: la vacunación contempla una serie de 2 dosis y tomará al menos 2 semanas luego de la segunda dosis para considerar que la protección es adecuada. Ninguna vacuna es 100% eficaz (en algunos casos las personas pueden contraer el virus pero tener una forma leve de la enfermedad o asintomática).
Si bien es un tema que está en permanente revisión, por el momento lo que sabemos es que la vacunación previene las formas graves de la enfermedad. Por eso es fundamental continuar con los cuidados, ya que las personas vacunadas podrían transmitir el virus a otras, aunque éste es un punto que aún continúa en estudio.
Sí. Mientras los científicos obtienen más información acerca de la protección que brindan las vacunas contra la COVID-19 y su duración, es importante que sigamos adoptando todos los cuidados, como usar barbijo, lavarse las manos con frecuencia y mantener una distancia de al menos 2 metros de los demás.
Según la información disponible, las vacunas utilizadas en Argentina son eficaces para las variantes que circulan en el país.
La OPS/OMS recomienda que no se administre las vacunas contra la COVID-19 con otras vacunas, incluyendo la de la gripe. Debe esperarse un periodo de 14 días como mínimo.
Sí. La Asociación Argentina de Hemoterapia, Inmunohematología y Terapia Celular recomienda diferir la donación por 14 días a partir de la fecha de la vacunación.

Última actualización: 16 de junio de 2021 @ 11:27 am