Descripción del proyecto

Una de las infecciones congénitas que más impacto han tenido en la Salud Pública es la rubéola, no solo por los estragos que ocasionaba a los niños el síndrome de rubéola congénita (SRC), sino por el impacto que ha tenido la vacunación. La vacunación es la única forma de prevenir la rubéola congénita por lo que una de las medidas necesarias para sostener la eliminación de los casos de SRC, es asegurar que todas las mujeres en edad fértil estén vacunadas.

Durante el periodo de viremia en la persona gestante, el virus infecta la placenta e infecta al feto. La edad gestacional en el momento de la infección es el principal determinante de la transmisión intrauterina y del daño fetal.

  • Si no se tiene la certificación de la vacunación se deberá solicitar IgG anti rubéola y vacunar a aquellas con IgG anti rubéola negativa.

  • Si se realizó la vacunación inadvertidamente en el embarazo no es indicación de interrupción del embarazo ni contraindicación de la lactancia materna.

Dosis y vías de administración

Dos dosis de vacuna Triple Viral con intervalo 1-2 meses.
Vía subcutánea, en la región deltoidea.

Última actualización: 13 de mayo de 2021 @ 10:39 pm