Evaluación de situación vacunal

Se deben revisar la historia clínica del paciente y los informes clínicos disponibles para evaluar si están registrados:

  • Antecedentes de haber padecido enfermedades inmunoprevenibles.
  • Serologías de enfermedades inmunoprevenibles.
  • Antecedentes de administración de vacunas.

¿Qué vacunas deben aplicarse?

Una vez completado el esquema primario y con documentación escrita que lo certifique (cumplimiento del calendario infantil o tres dosis [0, 1 y 6-12 meses] como parte de la profilaxis del tétanos en heridas), se debe continuar con un refuerzo cada diez años. En la profilaxis de heridas con riesgo de tétanos, deberá utilizarse la vacuna doble bacteriana en lugar del toxoide antitetánico solo.

Se recomienda una dosis anual para todos los mayores de 65 años y en los menores de esa edad que integren los grupos en riesgo de sufrir complicaciones de la influenza.
Se recomienda la vacunación universal contra la hepatitis B, con especial énfasis a aquellas personas con alto riesgo de infección El esquema recomendado es de tres dosis: 0, 1 y 6 meses.

Estaría indicado solicitar serología prevacunal (marcador de elección: antiHBc) solo en aquellos grupos de población con elevadas prevalencias esperadas de infección y teniendo en cuenta el costo – beneficio.

Esta vacuna fue aprobada recientemente por la FDA (Administración de Medicamentos y Alimentos de los Estados Unidos), la EMA (Agencia Europea de Medicamentos) y ANMAT para mayores de 50 años.

Está recomendada la vacunación antineumocócica con pauta mixta (VNC13 +VNP23). Las personas que reciban la vacunación antes de los 65 años de edad deben recibir una dosis adicional de VNP23 a partir de los 65 años de edad siempre que hayan transcurrido al menos 5 años desde la anterior dosis de VNP23. No se recomienda recibir más de tres dosis de VNP23.

Los adultos que tengan mayor riesgo de contraer infecciones pulmonares y/o de cursar con mayor gravedad las mismas como pacientes con inmunodeficiencias, asplenia, insuficiencia renal estadio 4 y 5, cirrosis hepática, implantes cocleares, fístula LCR, trasplante de órgano sólido, trasplante de progenitores hematopoyéticos enfermedad cardiovascular, EPOC, tabaquistas, Diabetes mellitus, Alcohólicos y mayores de 65 años.

Deberían recibir el esquema secuencial que incluye dos vacunas contra el neumococo: Vacuna Neumocóccica conjugada 13 valente (VCN 13) y Vacuna Neumocóccica Polisacárida 23 valente (VPN23).

Vacuna Neumococica Gráfico
Se recomienda una dosis para todos los mayores de 65 años y para los menores de esta edad que integren los grupos considerados en riesgo de enfermedad invasiva por neumococo Se aplicará una segunda dosis, a los 5 años de la primera, a los pacientes de mayor riesgo. No está demostrada la eficacia de administrar más de 2 dosis.
Los adultos deben acreditar dos dosis de vacuna con componente contra el sarampión y la rubéola aplicada después del año de vida (doble o triple viral) o contar con serología IgG positiva para ambos virus. Las personas nacidas antes de 1965 no necesitan vacunarse porque se consideran protegidas por haber estado en contacto con el virus.
Personal de salud: Todas las personas que trabajan en el nivel asistencial (mesa de entradas, limpieza, seguridad, laboratorio, planta médica y de enfermería, etc.) deben acreditar dos dosis de vacuna contra el sarampión y la rubéola aplicada después del año de vida (doble o triple viral) o contar con serología IgG positiva para ambos virus.
Las vacunas doble y triple viral están contraindicadas en: personas gestantes, niños menores de 6 meses, personas con antecedente de reacción alérgica grave (anafilaxia) a componentes de la vacuna, personas inmunocomprometidas, personas con infección por VIH con recuento de CD4 < 15% o < 200/mm3, personas con inmunosupresión por drogas, personas trasplantadas de órganos sólidos o precursores hematopoyéticos.[/fusion_toggle][fusion_toggle title="Vacuna contra la hepatitis A" open="no" class="" id=""]Se administrará a todos los adultos con factores de riesgo tales como: Tratamiento hepatotóxico, insuficiencia renal estadio 4 y 5, enfermedad hepática, receptores de hemoderivados, contactos de un caso, usuarios de drogas por vía parenteral, hombres que tienen sexo con hombres, viaje a país de alta endemia, excepto aquellos que tuvieran confirmación serológica de inmunidad (IgG para VHA reactiva).
El esquema sugerido es de dos dosis (0 y 6 meses).
Está indicada para pacientes con factores de riesgo (déficit de complemento, asplenia funcional o anatómica), en situación de brotes epidémicos, para personal de laboratorio que manipula muestras que contienen o pueden contener N. meningitidis y para viajeros a zonas hiper endémicas o epidémicas La vacunación se hará sobre la base de los serotipos prevalentes según los datos epidemiológicos.

La vacuna es útil para prevenir la reactivación del virus de la varicela zoster y evitar complicaciones como la neuralgia post Herpética. Puede volver a activarse el virus que causa la varicela y permanece toda la vida en el cuerpo de quienes la tuvieron, sobre todo luego de los 50 años o en personas con el sistema inmunológico debilitado (por medicamentos o patologías).

Está indicada una dosis una vez en la vida a los adultos mayores de 50 años, hayan padecido o no la enfermedad.

Es vacuna a virus vivo atenuado por lo tanto está contraindicada en: embarazadas, personas con fiebre mayor a 38º C, alérgica a los componentes o quienes estén tomando ácido acetilsalicílico (aspirina). Deben consultar al médico los inmunocomprometidos, pacientes con VIH o quienes cursen enfermedad aguda de moderada a severa.

Referencias

Última actualización: 24 de junio de 2022 @ 4:54 pm